El metro de New York

La mejor manera para moverse en New York, en mi opinión, es caminando… Sí, así como leen. Es una opinión personal, soy fanático de caminar, y en eso esta ciudad es imbatible. En cada cuadra hay algo para ver o hacer. Pero, en algún momento los pies, la espalda y el cerebro dicen basta, y ahí es cuando aparece la segunda mejor opción, hablo, obviamente, del metro de New York (subte para nosotros).

El metro de New York

A diferencia de ciudades como Miami u Orlando, en New York el transporte público es excelente. Lugar al que quieras ir, lugar que tiene un subte, colectivo, taxi o sulqui (?) que te lleva. El trazado del metro de New York es infinito, no hay rinconcito de la ciudad que no tenga su estación. De hecho, pueden tomar el subte para ir del aeropuerto JFK hasta Manhattan, ahorrando una importante suma. Para que se den una idea, viajando en taxi tienen una tarifa plana de U$S60 + propinas y peajes.

El metro de New York

Para utilizar este servicio recomiendo fervientemente en que tengan un celular con chip allá. En este post les contamos acerca de Metro PCS, en mi opinión es la mejor opción, ya que cuenta con un plan ilimitado de datos. En una ciudad tan grande manejarse con un mapa común y corriente es complicado, además, usando el google maps con datos te avisa si cierta línea tiene demoras.

El metro de New York

Para trasladarse pueden pagar por viaje, esto tiene un costo de U$S2,50. Pero, la mejor alternativa es el pase semanal ilimitado. Por U$S31 dólares tienen su metrocard (una especie de SUBE), para viajar cuantas veces quieran por día. La única restricción es que entre cada uso deben esperar un lapso de 30 minutos. Viajando dos veces al día ya cubren el gasto, así que no hace falta que les diga porque es conveniente sacar este tipo de pase.

El metro de New York

Yendo estrictamente a lo estético: ¿Es lindo el metro de New York? No, para nada. Me arriesgaría a decir que es mucho mas sucio y feo que nuestro viejo y querido subte. Las estaciones son un canto a la desesperanza, más feas que una maratón de Mike & Molly. Los coches, lejos de la modernidad del subte europeo, tienen cierto aspecto de viejos. Igualmente, todos cuentan con aire acondicionado.

Sorprendentemente, se viaja muy bien. Tomé el metro en distintos días y horarios, ni en hora pico estaba reventado. Esto se debe a que los coches son muy largos y anchos. En ningún momento viajé como ganado, como en mi odiada linea D.

El metro de New York

En caso de ir a esta maravillosa ciudad no lo duden ni un segundo, saquen el pase semanal y usen indiscriminadamente el metro de New York, van a ahorrar tiempo y energía.

Comments

Deja un comentario